Menú Cerrar

TODO LO QUE TENES QUE SABER SOBRE TESTAMENTOS

C&DG

Un testamento es un acto jurídico unilateral que comprende una última disposición de voluntad, voluntaria y lícita, que tiene como fin adquirir, modificar o extinguir relaciones o situaciones jurídicas.

El Código Civil y Comercial prevé solo dos formas jurídicas de testamento:

  •  Por acto público (art 2479)-aquél emitido con la intervención de un ESCRIBANO (notario) –
  •  Ológrafo (art 2477) ESCRITO EN FORMA EXCLUSIVA POR QUIEN DESEA HACER SU TESTAMENTO

En virtud de la pandemia, nos encontramos con que los Testamentos por acto público actualmente no pueden realizarse.

En consecuencia, en este periodo de aislamiento social obligatorio, solo podremos realizar testamentos ológrafos. Éste tipo de escrito, es una obra exclusiva del testador, quien sin necesidad de publicidad alguna, ni presencia de testigos, ni intervención de un oficial público, escribe su última voluntad.

Para su validez requiere de tres condiciones necesarias:

  1. Escritura: Debe ser íntegramente escrito de puño y letra del testador, con los caracteres propios del idioma en que es otorgado. Puede trazarse con lápiz o con tinta, en más de una hoja unidas o separadas, solo debe conservarse la unidad y continuidad del testamento.
  2. Fecha: Debe contener una fecha cierta, con indicación del día, mes y año en que se realiza. Esto es de suma importancia ya que gracias a ello se puede verificar que el testador al momento de realizarlo, era capaz y además, porque en el caso de que existan futuros testamentos, siempre se dejará sin efecto los de fechas anteriores.
  3. Firma: Debe efectuarse conforme la habitualidad del trazo que el testador tiene para firmar sus instrumentos e insertarse luego de las disposiciones testamentarias, es decir al finalizar el testamento.

Su procedimiento:

  • Quien participa en el otorgamiento de un testamento o en cuyo poder se encuentra, está obligado a comunicarlo a las personas interesadas una vez acaecida la muerte del testador.
  • El documento deberá ser presentado ante el Juez del último domicilio del Causante, acompañado de la partida de defunción.
  • Admitida la petición, el Juez procederá a dejar constancia del estado del documento y de la comprobación de la autenticidad, tanto de la escritura como de la firma del testador, mediante una pericia caligráfica (cabe destacar que el viejo Código Civil disponía que deberían ofrecerse dos testigos para que reconozcan la escritura y firma del testador, pero ello ya no resulta suficiente).
  • Finalmente, el Juez rubricará  el principio y fin de cada página y designará un Escribano para su protocolización, lo que equivaldrá a la declaración de su validez en cuanto a sus formas, debiendo entregar una copia certificada al interesado que lo requiera. Una vez protocolizado, el Juez debe declarar la validez formal del testamento a los fines de la transmisión de los bienes registrables.